ARGELIA Y EL BRILLO DE UN PAÍS NO MUY DESARROLLADO

dz

Uno de los países que componen el continente africano es Argelia, tierras que ha vivido de todo a lo largo y ancho de su historia y que al estar en la cuna de nuestra especie guarda grandes tesoros naturales y arqueológicos importantes tal como podemos ver que en el extremo sur del país se encuentra el museo natural más grande del mundo, en el que hay pruebas suficientes para atestiguar la extraordinaria riqueza de la historia del país.

Argelia es un país grande, con montañas y costas fantásticas que recibe su nombre de su capital y ciudad más importante, Argel, el cual deriva del árabe Aldjer,​ Al-Yaza’ir (الجزائر‎), que significa «Las Islas», en referencia a unos islotes situados en el puerto de Argel y que forman parte de su espigón actual, habiendo sido extendido entonces para designar a todo el país (ordenanza de 1842). En árabe el país y su capital reciben el mismo nombre.Otros estudiosos dicen que el nombre de Yazair estaría ligado a la dinastía bereber de los ziríes, del nombre de su fundador Buluggin ibn Ziri (de tiziri, “Claro de luna” en bereber), que fundó Argel y reinó un tiempo en un territorio considerable de la Argelia actual. Los habitantes de la ciudad de Argel se autodenominan tradicionalmente Dziri o Dzayer, y, por otra parte, llaman a su país El-Dzayer.  Pero esto aún no termina aquí, ya que hay otra explicación que dice que, según unos geógrafos musulmanes de la Edad Media, la costa fértil de Argelia, atrapada entre el Sáhara y el mar Mediterráneo, aparecería como una isla de vida o Al-Yaza’ir.

 
Argelia ha estado habitada por los bereberes desde hace más de diez mil años y fueron los que construyeron los primeros monumentos de la Antigüedad, de los que aún quedan numerosos vestigios. En el último milenio a. C., levantaron varios mausoleos importantes entre los que destaca el de Medghassen, en la provincia de Batna, en el noroeste del país. Desde el año 1000 a. C. hay constancia de que mantenían relaciones comerciales con los fenicios(cartagineses), que habían establecido colonias en la costa, y con los egipcios.  
 
Debemos reconocer que el nombre de Argelia está unido a la colonización francesa (1830-1962) y su brutalidad, a la guerra civil de liberación, guerra sangrienta que duró 8 años y al coste tremendo de ella, unas 20 mil vidas el gobierno francés y el FLN (Frente de Liberación Nacional) firmaron los Acuerdos de Evian que establecieron un alto el fuego y la convocatoria de un referéndum de autodeterminación. Argelia obtuvo la independencia el 5 de julio de 1962 y tras las primeras elecciones generales se proclama la creación de la República Argelina Democrática y Popular. 
Por sus tierras, han pasado los fenicios, los romanos, el Imperio Bizantino, el Otomano, pueblos piratas y sí, los franceses también. Por todo esto, hablamos de un crisol de culturas y la puerta de salida a montañas, playas y desiertos.
Así mismo el autor y partidario del uso de psicotrópicos de origen estadounidense Terence McKenna, sugirió que la región Tassili de Argelia puede ser el origen de los mitos antiguos del Jardín del Edén y el nacimiento de cultura. La extensión vasta de prado en esta región antes de la glaciación más reciente hace que la región sea una posibilidad por la ubicación de los desarrollos originales de la agricultura pastoral, que debe haber precedido el desarrollo de la agricultura de cosechas que aparecería en el Oriente Medio unos mil años después. Esta visión de la posible historia antigua se apoya por las pinturas de Tassili, que además incluye imágenes de una forma de Chamanismo o religión basada en las setas alucinógenas. Las setas crecen y prosperan en el excremento de ganado, y por tanto habrían estado muy al alcance de las sociedades fundadas en la agricultura pastoril. La experiencia con estas setas puede haber creado la cultura de las civilizaciones nacientes, dado que producen visiones que pueden proporcionar un estímulo fuerte para el arte, la pintura y el sentido de contacto con lo divino, y fomentar el desarrollo de la religión y la unidad social.
Argelia al estar en Africa, sus yacimientos arqueológicos son interesantísimos, allí se han encontrado restos de homínidos con más de dos millones, según los datos obtenidos por arqueomagnetismo y también del Homo Sapiens. Además, tienen antiguas y valiosas pinturas rupestres, protegidas dentro de parques nacionales, tesoros que han sobrevivido, en última instancia, también al sistema colonial francés. 
 
Francia tiene un capítulo bastante sangriento en Argelia. Después de la Segunda Guerra Mundial se inició como es sabido un proceso de descolonización en Asia y en África pero en el caso de la colonia francesa de Argelia Francia no quiso implementarlo y así hubo una rebelión que determinó en 1962 la independencia, en la que la historia nos cuenta que la represión francesa fue muy sangrienta y hay quienes dicen que llegaron a aniquilar el 15 % de la población argelina.
Argel es su capital, aquí nos encontraremos con museos muy recomendables como: El Museo Bardo (historia y arqueología) en donde se pueden apreciar algunas de las pinturas rupestres del Parque Nacional Tassili N’Aijer, en el Sahara. También está el Museo de Tradiciones y Artes Populares, el Museo Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo y el Museo Nacional de Antigüedades.
Mucha de la superficie de Argelia es desierto, el famoso Desierto del Sahara, pero también hay bosques, estepas y algunos humedales.

Su economía se basa en que tiene petróleo, plata, gas y mucha actividad pesquera y de agricultura. Obvio, el corazón de su economía es el petroleo y ocupa el puesto 14 en la lista de países petroleros más ricos.

 
En cuanto a sus climas, el verano es ideal por su gran cantidad de bellas playas y en el invierno si se desea ver nieve y esquiar hay montañas. Así mismo nos encontramos con la portuaria ciudad de Cherchell en donde se pueden apreciar antigüedades romanas y griegas y en la ciudad de Constantino objetos y esculturas provenientes de yacimientos arqueológicos. En todas partes hay museos, es la mejor forma de acercarse a la cultura argelina.
Argelia cuenta con siete lugares declarados Patrimonio de la Humanidad: La Casba de Argel, las ciudades bereberes del Vall de M’zab, las ruinas de la fortaleza de Qal’aa Beni Hammad, las montañas de Tassili n’Anjer, con sus pinturas rupestres, y las ruinas de Djemila con la belleza de sus vestigios que denotan la presencia romana en la zona. Estas ruinas están muy bien conservadas y se destacan por su ubicación en medio de un remoto paisaje montañoso en todo el norte de África. Fue abandonada en el siglo V. Además también destaca  Tipasa y Timgad.
 
Por otro lado, existen un buen grupo de parques nacionales como: el Chrea, el Djurdjura, el Ahaggar, el Belezma, El Kala, el Gouraya, el Tassili n’Aijer, el Taza y el Tlemcen. Algunos son parques costeros (El Kala, Gourraya, Taza), otros están entre montañas (Belezma, Chrea, Belezma, entre otros), también hay parques en las estepas (Djebel Aissa) o en el Sahara (Tassili, l’Ahaggar). Así mismo hay muchas reservas naturales. Así mismo hay una zona especialmente hermosa para hacer trekking: Hoggar, con montañas fabulosas, dunas con arte rupestre y flora y fauna.

En cuanto a la Islamización esta se debe a la caída de Roma tras la invasión de los vándalos durante el período bizantino. Tras la conquista musulmana, los ciudadanos del territorio adoptaron progresivamente la religión islámica (para protegerse contra los ataques de los nómadas) y fueron cambiando la lengua románica (descendiente del “latín vulgar”, con influencia bereber) que hablaban por el árabe, bereber, fenicio, latín, español, turco, francés: “mestizaje lingüístico” intenso, dando lugar al árabe argelino (y al árabe magrebí en general) que se mantiene hasta nuestros días como la lengua bereber. 

Para los musulmanes (Islam religión imperante en Argelia). hay muchas mezquitas, y algunas desde el punto de vista histórico son más importantes que otras, por ejemplo: la Gran Mezquita de Tiemcen, la Gran Mezquita de Argelia y la Ketchaoua, que es Patrimonio Mundial según la UNESCO. Y para los cristianos católicos existe una iglesia católica arquitectónicamente preciosa situada sobre un acantilado mirando la bahía de la capital: Nuestra Señora de África, que data de 1872 y tiene ricas pinturas religiosas y mosaicos. 

 
La movilidad por el país es en tren o en coche (auto) ya que las opciones de transporte son bastante limitadas. El tren es un estándar y los precios de los boletos son accesibles. Las estaciones son lugares bulliciosos y confusos por lo que se recomienda ir cono cuidado, estar temprano y manejar algo del idioma así como conocer algo de su funcionamiento antes de hacer cualquier reserva o compra.
 
Para alquilar un coche lo más recomendable por los ataques terroristas es hacerlo en empresas como Hertz o AVIS y puedes alquilar uno en el mismo aeropuerto o desde el hotel donde te alojes. Hay todo tipo de coches, pequeños, grandes, camionetas, mini vans. Todo depende de tus destinos.
 
Los españoles necesitan una visa para ingresar a Argelia, la que se recomienda tramitar unas cuatro semanas antes de viajar a través de la Embajada y Consulados ya que no se emiten visados en las fronteras, así como un seguro de viaje. No es obligatorio vacunarse pero seria bueno la del tétanos, la de la hepatitis A y B, entre otras.
 
Argelia, potencialmente es un país peligroso puesto que hay células activas de grupos terroristas, sin embargo los objetivos no han sido turistas sino policías y oficiales. Alguna vez se han secuestrado extranjeros, especialmente en las frontera en el sur por lo que no se aconseja viajar al Gran Sur y a las fronteras con Níger, Mauritania, Libia o Mali.
 
La belleza de Argelia es salvaje ya que no es un país muy desarrollado lo que le hace que brilla todavía más, si bien es un enorme país del cual hay poca información turística creemos que es por falta de interés de su gobierno para fomentar el turismo, la necesidad de tramitar una visa para los ciudadanos de la mayor parte de países del mundo o por que como se sabe es un país algo inseguro debido también a la mala imágen de la llamada “Década Negra” de los años 90 en la que el país sufrió una terrible guerra civil entre el gobierno y grupos islamistas, así como por la sangrienta guerra de independencia de los años 60).
Para quienes hemos visitado Argelia, resulta que no es como se le “pinta” y tiene un nivel muy alto de hospitalidad lo que es parte de su cultura y hasta podría decirse que de todos los paises musulmanes visitados Argelia se lleva el premio por la increíble hospitalidad de su gente y parte de esto a lo mejor se deba a la falta de turismo en masa por lo que no te encontrarás con gente por la calle que te acosen para venderte algo como sucede en muchos otros países de mayor afluencia turística. La gente, su gente tiende a una natural curiosidad por hablar contigo y saber de dónde vienes por lo que visitar un país sin turismo masivo, resulta muy apetecible y te da esa sensación de haber vuelto varias décadas en el tiempo.
Argelia y su aún notable falta de infraestructuras turísticas que se hace sentir en el sector gastronómico en el que no es fácil comer correctamente en la calle hace que las ventajas del escaso turismo supere este impase y a todas las desventajas con las que te puedas encontrar.
Constantine, Algeria
Constantina es una de las ciudades más impresionantes que podrás visitar, porque el  antiguo centro de la ciudad está construido encima de los desfiladeros de una formación rocosa bordeada por el cañón del Oued Rhumel. La ciudad está conectada a sus suburbios por numerosos puentes, varios de los que son colgantes y solo para peatones, todo un espectáculo inolvidable.
En pocos países se respira y observa tanto los cambios de la historia reciente como en Argelia. Así mismo aquí, se puede apreciar el conservadurismo religioso que está influenciando tanto a países musulmanes y latinoamericanos por igual. Resulta interesante aunque entristecedor observar como las libertades individuales son sacrificadas en el altar del fundamentalismo religioso. También se observa la creciente hegemonía económica de China en el continente africano.

Bienvenidos somos todos, al país más grande del Magreb, a un paso de Europa que cuenta con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas en hoteles, villas, apartamentos, riad ideales para disfrutar al máximo la estancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close